MÁS COSAS DE CURAS Y ALEDAÑOS QUE NOS HABÉIS MANDADO

_______

 

PRIMERA ANÉCDOTA

 

Mi parroquia se llama de nuestra señora del carmen, y hace algunos años, durante una novena a la Virgen del Carmen, el párroco, por cierto excelente predicador, estaba explicando las promesas que cuenta la tradición carmelita, hizo la Virgen del Carmen a la entrega del santo escapulario a San Simón Stock y los privilegios de la "bula sabatina" , más o menos estaba diciendo así : "y la Santísima Virgen prometió que para aquellos que vistan su escapulario, el sábado siguiente a su muerte, ella bajará graciosamente del cielo...de pronto se queda un instante en silencio, y arqueando las cejas, replica...¡¡hermanos llena de gracia no "partía" de risa"!!....partidos de risa estuvimos un rato los feligreses, ante la salida del cura.

 

SEGUNDA ANÉCDOTA

 

Cercana a la parroquia, hay un albergue para gente marginada, indigentes etc..., lo cuál da lugar a que en ocasiones a las misas parroquiales accedan todo tipo de gentes diferentes cuanto menos...hemos tenido desde el pobre de Alfonso que desde que tuvo un accidente laboral con un fuerte golpe en la cabeza, se quedó trastornado y cada día entraba a misa y desde abajo del presbiterio, empezaba a tirarle besos al cura, diciéndole a gritos: ¡¡guapo, guapo!!...hasta aquella señora, a la que nosotros llamábamos "Bernadette" (nunca supimos su nombre) que entraba por la puerta principal con las manos juntas y un velo largo de tul blanco sobre la cabeza, cargada de muñecos a los que se sentaba en el primer banco y con los que se empeñaba en compartir la sagrada forma cuando comulgaba, hasta que un día uno de nosotros le explicó que "sus niños eran muy pequeños para hacer la primera comunión" y ya nunca más lo hizo.

Bien pues cierta mañana de Domingo, en la Misa parroquial, la entrada de personajes "diferentes" fue especialmente concurrida, "Bernadette" estaba en el primer banco con todos sus muñecos, al pobre de Alfonso hubo que retirarlo de delante del presbiterio dos o tres veces, otro hombre bastante más violento entró iglesia adentro gruñendo y diciendo alguna obscenidad, y por último un muchacho del barrio que también anda mal de la "azotea" se puso al pie del altar haciendo cruces y genuflexiones, y hablando de los ángeles del Apocalipsis que le habían llamado del Vaticano para decirle que se acababa el mundo en media hora...todo esto en medio de la homilía, el párroco que había aguantado estoicamente a Alfonso, al de las palabrotas, y a la devota Bernadette mirándolo desde el primer banco...ante este último no se pudo contener y exclamó alzando los brazos y la mirada al cielo, ante la hilaridad general:...¡¡pero Señor, ¿es que todos los tontos me van a tocar a mi?...

 

TERCERA ANÉCDOTA

 

Este mismo cura en otra novena a la Virgen del Carmen, cuando el organista picó las primeras notas del "Kirye", en vez de entonar el esperado "Señor, te piedad", va y entona el "Santo", y lo mejor fue que toda la asamblea le siguió y se cantó el santo entero, yo me quería morir de vergüenza ajena, hasta me mareé, la iglesia a rebosar de gente, la novena de la Virgen y semejante metedura de pata...cuando se terminó de cantar el santo, va el cura y dice muy tranquilo :¡¡que mejor manera de comenzar esta Eucaristia a nuestra Madre del Carmen, que alabando a Dios por tres veces santo, y ahora hermanos pidamos perdón al Señor por nuestras debilidades cantando el kirye"...y va y lo canta . Lo más grande es que terminada la misa, a excepción de los más cercanos, nadie se había dado cuenta de la metedura de pata, cuando pasamos a la sacristía y le comentábamos el mal rato, nos respondió:" es que me distraje un momento y me equivoqué, pero en el altar hay que equivocarse con unción y sin perder la compostura, así nadie se da cuenta"...y es cierto. Yo estoy convencido, nos decía luego, que el nivel de atención de la gente desgraciadamente es tan bajo, que si un día digo la Misa y no consagro la mayor parte de la gente ni se da cuenta.

Y casualmente por poco le pasa una vez de forma accidental, pues diciendo Misa una tarde de Verano, un amigo y yo observábamos como avanzaba en la plegaria eucarística y se acercaba cada vez más al padrenuestro, ¡y no había consagrado!, serenamente y sin parar de decir las oraciones, volteaba las páginas del misal, pero no daba con la que era, hasta que por fin se dio cuenta de lo que pasaba, por la humedad, dos páginas se habían quedado pegadas, tranquilamente las despegó y consagró y termino la Misa sin mayores sustos, y lo dicho casi nadie se dio cuenta.

 

Y VAMOS CON LA CUARTA....COMO LAS SEVILLANAS

 

Nos comentaba en una ocasión, estando ya destinado en otra ciudad, en una Iglesia que no es parroquia, pero por estar en el centro, tenia muchas confesiones, cómo un joven nervioso, se acusaba de haber tenido "malos pensamientos", y él, que no acostumbra a preguntar apenas a los penitentes, va y le pregunta al chaval : "¿consentidos?"...y el chaval nervioso le responde:"ay, padre yo no se si tenían sentido o no"...la carcajada se la tuvo que aguantar para después, pero como él nos decía, eso me pasa por preguntar, a tal pregunta tal respuesta.

 

 

 

(Las cuatro, como las sevillanas, nos las ha mandado Pilar. Gracias. Ora pro nobis)

Si nos queréis enviar más Cosas de curas y adyacentes, lo podéis hacer por e-mail

 

 

 

E-mail